Plantas Sagradas

Fecha de inicio del evento: 
Jue, 20/04/2017
A sala llena y con un público ávido de preguntas, se acaba de presentar en el museo, el libro “Plantas sagradas: el linaje secreto del chamanismo sudamericano” de Juan Acevedo Peinado.

El autor durante el acto se refirió en detalle a su intento de recuperar  ciertos misterios ancestrales que plantea en la publicación como una forma de transmitir, de manera sencilla y lo más fiel posible, las enseñanzas y el aprendizaje que a lo largo de los años recolectó, en forma personal y grupal sobre la temática.

Se trata, como él mismo explica de, “un conjunto de ideas y conocimientos pertenecientes a una tradición sistemáticamente olvidada, la cual es mencionada en el mundo en que me tocó moverme como “el linaje secreto”. 

“Este linaje secreto –comenta en su prólogo- perpetúa una forma de entender y vivir en el cosmos que proviene mayoritariamente de mujeres, probablemente una línea ininterrumpida desde los días de los matriarcados precolombinos ancestrales, hace miles de años, para algunos 14.000 o más.”

Asimismo Juan Acevedo Peinado comenta en el libro que “Uno de sus ejes es una simbiosis particular con un grupo de vegetales, denominadas plantas sagradas o plantas maestras, entendidas como seres que por sus particularidades y evolución son capaces de guardar y transmitir información concreta. Estos vegetales son conocidos en ese mundo como Mamaicunas, mamanchis, madres ancestrales, ñaupamamas, madres de antes de la creación”.

“Esta tradición –continúa Acevedo Peinado-   pretende que el aprendiz alcance a lo largo de su vida diferentes maestrías como la visión, la curandería y el recuerdo para así poder establecer nuevamente un contacto directo con el espíritu de la Gran Madre de todas las cosas. Se trata de un conocimiento que se resiste a desaparecer, y ha esperado pacientemente su momento para emerger de las profundidades de ese olvido.

Durante más de dos siglos de historia argentina hemos elegido mirar hacia el costado o hacia otras latitudes en busca de ese tipo de conocimientos, que muchos creyeron peyorativamente inexistente. La ciencia y los estudios formales han pasado continuamente por el costado de la cuestión, casi caprichosamente”.

Al respecto el autor explica que, “en todos los casos, y más allá de las diferencias geográficas, culturales y étnicas, encontré un cúmulo de similitudes que me llevan a pensar que mucho de ese conocimiento continúa circulando por todo el continente de formas diferentes pero sobre todo mediante personas que se desplazan largas distancias, generando lazos e intercambios culturales. Tal el caso de representantes de comunidades del altiplano, los Andes y la Amazonía”.

Luego de una pormenorizada exposición referida a distintos tópicos abordados en el libro, Juan Acevedo Peinado, en el acto de presentación, acercó su silla al público y contestó cada una de las preguntas que hicieron los presentes, sobre ciertos misterios ancestrales necesarios de recuperar. Misterios que el autor abraza, de alguna manera, en cada página de “Plantas sagradas: el linaje secreto del chamanismo sudamericano”, un libro para recomendar.  

 

 

Destacado: 
No destacar